martes, 23 de octubre de 2018

El halcón más pequeño de Europa en Cabo Peñas. Esmerejón (Falco columbarius). Zaperín.

El pasado día 12 de octubre, aprovechando la buena climatología que nos acompañó ese día en Asturias, decidí darme una vuelta por el entorno del Cabo Peñas (Gozón), para echar un vistazo en búsqueda de alguna novedad destacada que en materia pajaril pudiera haber aparecido por la zona, o en su defecto disfrutar del paisaje y del buen número de pajarillos que en estos días están llegando en su migración posnupcial y que año tras año nos visitan para pasar el invierno con nosotros. 





Buen ejemplo de esas paseriformes son los bisbitas, alondras, mosquiteros, pinzones, etc. a los que podemos fácilmente observar en esos terrenos abiertos y que constituyen la principal fuente de alimentación de la preciosa ave rapaz protagonista de esta nueva entrada al blog. 





Una pequeña ave rapaz perteneciente a la familia de los falcónidos y que precisamente debido a su pequeño tamaño, está considerada como el halcón más pequeño de Europa. Me estoy refiriendo al Esmerejón, que como quiere indicar la etimología de su denominación científica “Falco columbarius”, tiene un tamaño "parecido a una paloma": de los términos latinos “falco”= un halcón y “Columbarius”= columba: una paloma y “-arius”: perteneciente a. 





Por su parte, su nombre vulgar “Esmerejón” parece ser que proviene del francés antiguo “émerillon” que significa giratorio, en referencia a que este pequeño halcón es capaz de realizar vuelos rápidos con giros y curvas inesperadas. Estas acrobacias giratorias le permiten capturar de manera furtiva a sus presas, a las que acosa con incansables vuelos persecutorios. 





Para terminar con sus diferentes denominaciones, decir que desconozco el motivo por el que a esta pequeña especie de rapaz se le denomina en inglés como “Merlin”, pero me hace ilusión pensar que se deba a que, como le ocurría al personaje del cuento, es encantador, o al menos a mí me ha encantado verlo. 





En contraposición con su familiar más conocido el Halcón peregrino que basa su técnica de caza en vertiginosos picados (el ave más veloz del mundo), el Esmerejón con su potente batir de alas, es capaz de acelerar con potentes brazadas y ágiles quiebros y giros, hasta conseguir dar alcance en vuelo a sus presas de pequeño tamaño como bisbitas, alondras, pardillos, jilgueros, etc. Además, es todo un especialista en vuelo rasante, lo cual dificulta notablemente su observación en vuelo y aún más el poderle fotografiar volando casi a ras del suelo. 





A diferencia de los cernícalos comunes es infrecuente que se posen en lugares elevados como árboles o tendidos, ya que acostumbran a posarse en el suelo o sobre pequeños relieves de la tierra (piedras, terrones, rastrojos, pequeñas ramas, etc.) donde permanecen quietos descansando u oteando el horizonte y mimetizándose con el entorno, por lo que resulta muy difícil distinguirlos, pero curiosamente en esta ocasión, la mayoría de las fotografías que le he podido realizar ha sido posado en diferentes ramas de los escasos árboles que existen en la zona. 





Una vez localizada y encontrada la prudente distancia de seguridad que esta magnífica ave toleraba, pude disfrutar durante largos periodos de tiempo de su belleza y realizarle el extenso reportaje fotográfico que ahora os presento y al que contribuyó notablemente el ave, que en todo momento se comportó muy confiada, tolerando sin problema alguno mi presencia. 





Un comportamiento que en esta ocasión me sorprendió notablemente, dado que en la escasa experiencia que hasta ahora yo había tenido con esta especie, había podido comprobar que se trata de un ave muy tímida y huidiza que rara vez se observa con detenimiento y que aparece y desaparece muy rápidamente. 





Como muchos de vosotros ya habréis podido descubrir, en este caso se trata de una hembra o a lo sumo de un ejemplar joven, de los que resulta complicado distinguir. Acostumbran a visitarnos todos los años a partir del mes de octubre y tienen especial preferencia por las áreas abiertas, como es el caso de los brezales de Peñas y habitualmente nos acompañan en nuestras salidas otoñales e invernales hasta más o menos el mes de marzo, momento en el que emprenderán camino hacia el norte y centro de Europa donde se reproducen. 





El Esmerejón es una pequeña ave muy compacta que está considerado como el halcón más pequeño de toda Europa. Su tamaño oscila entre 26 y 33 cm de longitud, con una envergadura de entre los 55 cm en los machos y 69 cm en las hembras. El peso es de unos 190 gr. Su longevidad está estimada en unos 13-15 años. En esta especie existe un notable dimorfismo sexual, siendo además las hembras ligeramente más grandes que los machos. 





Los machos tienen el dorso color gris azulado con una amplia banda rojiza, con algunas estrías negras en la nuca. El obispillo es más claro. 





Las partes inferiores son de color pardo rojizo (herrumbroso) con abundantes franjas verticales marrones oscuras o negras o con un intenso moteado con forma de gotas. 





La garganta es blanquecina y el pecho es marcadamente ancho (musculatura pectoral muy desarrollada). 





Las alas son cortas y anchas, terminadas en punta. Tienen las plumas primarias de color negro con un punteado blanco. Por la parte inferior tienen un intenso barrado de color blanco. 





El píleo y la zona de las auriculares también son de color gris azulado oscuro con rayas más oscuras. 





Presentan una pequeña ceja blanquecina. 





Las mejillas son blanquecinas con rayas negruzcas. 





Tienen una bigotera estrecha, casi imperceptible, que es de color gris azulado rayada de negro. 





El pico es corto, curvado hacia abajo (forma de gancho) y de color gris azulado con el extremo de la mandíbula superior más oscuro. La cera del pico es de color amarillo brillante. 





Al igual que ocurre en otros falcónidos dentro del pico, en la parte inferior de la mandíbula superior, tienen un diente, el llamado “diente de halcón”, que les sirve para rematar a sus presas, ya que les facilita la acción de romperles la columna vertebral en la zona del cuello. 





Los ojos son grandes, son de color marrón muy oscuro y están rodeados por un fino anillo periocular que es de color amarillo brillante. 





La cola es larga y redondeada en su extremo. Por la parte superior es de color gris oscuro con delgadas bandas oscuras y una ancha franja negra subterminal. Por debajo es gris con franjas oscuras. Las puntas de las plumas rectrices son de color gris claro o blanquecino, siendo éste un detalle muy visible. 





Las patas son de color amarillo, están provistas de unas garras negras y tienen los tarsos cubiertos por unos “pantalones” de plumas de color blanco, a veces con algún tinte rojizo y alguna larga y estrecha línea de color pardo negruzco. 




Las hembras tienen el dorso mucho menos contrastado y de color castaño estriado de marrón oscuro y con la banda en la nuca blanquecina. 





Por las partes ventrales son de color pardo blanquecino (más claro que el de los machos) con estrías longitudinales verticales de color marrón oscuro más marcado que el de los machos. 





Tienen las plumas primarias de las alas de color negro punteado de color parduzco. 





La cola es pardo oscuro rojizo con unas siete bandas pardas con alternancia de franjas claras. 





Los individuos jóvenes son parecidos a la hembra pero con la cera y el anillo orbital azulado en vez de amarillo y las patas amarillo pálido. 





El Esmerejón es un ave bastante silenciosa excepto cuando se encuentra anidando que puede emitir una voz de alarma consiste en una serie rápida y acelerada de notas agudas, "kikikiki...", algo más aguda y rápida en el macho que en la hembra. El reclamo de súplica es parecido al del Alcotán europeo, un "pii-eh" lastimero.





Se trata de aves solitarias que son especialistas en la persecución aérea a baja altura, a veces incluso a ras de suelo, de pequeños pájaros como los aláudidos, fringílidos, bisbitas y otras aves pequeñas y medianas que menudean por brezales, baldíos, páramos y rastrojeras y que cazan al vuelo, constituyendo su dieta principal. 





El vuelo del Esmerejón es a base de aleteos rápidos, potente, bajo y acrobático, siendo capaz de capturar a otras aves en pleno vuelo siguiendo cada quiebro o giro del vuelo de su presa. Puede efectuar largos desplazamientos migratorios del norte a sur de Europa, recorriendo en unos días distancia superiores a los 5.000 km, manteniendo el batido rápido de sus alas durante largos períodos y solamente planeando brevemente. 





Su área de distribución se extiende es el norte de Europa (islas Británicas, Faeroë, Islandia, Escandinavia y a través de Rusia, hasta Siberia), Asia central, Norteamérica y en el norte de África. Los ejemplares europeos invernan en Europa central y meridional. 


En nuestro país es exclusivamente invernante, permaneciendo entre nosotros desde el mes de octubre hasta el de marzo. Excepcionalmente pueden verse algunos ejemplares en el mes de agosto que proceden fundamentalmente de Escandinavia. 


Se les puede ver con más frecuencia en áreas abiertas y llanas de la Península, principalmente en la Meseta norte y, en menor medida, en la Meseta sur y el valle del Ebro. En Baleares pueden aparecer también individuos invernantes, aunque de forma más esporádica. En nuestro país invernan dos de las nueve subespecies reconocidas: la “F. c. aesalon”, procedente de las islas Faeroë, islas Británicas y norte de Europa, y la “F. c. subaesalon”, que cría en Islandia. 

SEO BirdLife
Su hábitat se encuentra, tanto en invierno como durante la reproducción, en las regiones más llanas y desarboladas evitando las zonas forestales y las regiones muy montañosas. Durante la invernada en la Península mantiene sus preferencias por áreas abiertas en lugares planos y despejados como los campos de cultivo, páramos, rastrojeras, pastizales, brezales, marismas, humedales e incluso en la costa. 





Se alimentan principalmente de pájaros de pequeño y mediano tamaño (bisbitas, alondras, pardillos, jilgueros, estorninos, cogujadas, calandrias, etc.) pero también comen pequeños mamíferos, reptiles e insectos voladores. 





El periodo de reproducción lo llevan a cabo en el norte de Europa entre los meses de abril y junio. Sitúan el nido utilizando alguna depresión del suelo, aunque a veces también utilizan los nidos de otras aves, especialmente los de los córvidos. Los nidos pueden encontrarse en árboles, salientes rocosas de riscos o en peñascos grandes. 





El nido consiste en una pequeña depresión tapizada con tallos de la vegetación cercana y algún otro material. La puesta se compone normalmente de 3-5 huevos. La incubación, llevada a cabo fundamentalmente por la hembra, dura 30 días aproximadamente. Tras el nacimiento de los pollos, ambos adultos se ocupan de su manutención hasta que, pasados 25-32 días, alcanzan su completo desarrollo y abandonan el nido. 





La principal y más grave amenaza que tiene esta especie son los plaguicidas, que provocan intoxicaciones en algunos individuos, además de una disminución importante en la disponibilidad de alimento. También son víctimas de la caza ilegal en invierno. La amenaza más grave a largo plazo para estas aves es la destrucción del hábitat, especialmente en sus áreas de reproducción. El Esmerejón se incluye en la categoría “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.