sábado, 18 de abril de 2015

Un pato guapo y diferente. Silbón europeo. Anas penelope. CoríuXiblador.

Llevo ya tiempo queriendo realizar una entrada en mi blog de esta, para mi, escasa y rara, especie de anátide de la que pude conseguir unas pocas fotografías de poca calidad a finales de noviembre de 2014 y que pude completar con otras realizadas a mediados del pasado mes de marzo.








Y como acabo de referir, aunque las fotografías son francamente mejorables, a mí me parecen más que suficientes para adentrarme en las características particulares de esta bonita especie. Ésto me permitirá ir conociéndola mejor y, espero que también a algún que otro visitante de este blog que persiga un objetivo similar al mío, es decir, el de conocer y difundir unas cuántas imágenes de estos maravillosos seres que podemos observar en el pedazo de naturaleza que nos ha tocado compartir con ellos.




A título personal me parece que el Silbón europeo (Anas penelope) es un pato muy guapo y simpático, aunque reconozco que eso mismo lo podría trasladar a la mayoría de los anátidas porque hay que hacer verdaderos esfuerzos para no alabar la belleza de cualquiera de ellos, sobre todo en el caso de los machos, y si ya los valoramos con sus “galas” nupciales, eso es un capítulo aparte.




El Silbón europeo cuya denominación científica es la de Anas penelope que proviene del latín, anas, anatis; pato y Penélope del griego penelops, que como muchos ya sabéis, en la mitología griega fue hija de Ícaro y esposa de Ulises, y de la que no he conseguido saber la razón de dar ese nombre a est ave.




Lo que sí es conocido es que su nombre vulgar hace referencia a que los machos emiten constantemente un silbido agudo audible a una considerable distancia y que es diferente del que emiten las hembras. Se trata de un corto silbido emitido en dos tonos. El primero es más alto e inmediatamente está seguido de otro más débil y apenas perceptible.



Se trata de un pato zambullidor de mediano tamaño ya que mide entre 42 y hasta 50 centímetros de longitud, alcanza una envergadura alar de hasta 80 centímetros y un peso de entre 600 y 850 gr. 




A la hora de describir a esta especie hay que tener muy en cuenta la existencia de un claro dimorfismo sexual. 




Los machos que tienen un tamaño ligeramente más grande que las hembras, en plumaje nupcial por la parte superior y los flancos son grises y están muy vermiculados. La parte trasera y su corta cola son de color negro excepto en su parte terminal que es de color gris azulado. La región ventral es blanca y el pecho de color rosa vinoso. 




La cabeza y el cuello (corto) son de color castaño rojizo y presentan una característica franja vertical de color amarillo-dorado en la frente y en el píleo. Los ojos son pequeños de color pardo oscuro y con una sombra oscura alrededor del ojo. 




Las plumas cobertoras alares son blancas y cuando están en el agua se ven en forma de una lista blanca. Tanto los machos como las hembras presentan una llamativa franja alar alargada blanca, muy visible en vuelo y en las alas tienen un espejuelo verde (más apagado en las hembras) que es más visible cuando las extienden. Las patas de color gris negruzco y con los dedos palmeados.




El plumaje de los machos durante la fase de eclipse (muda de las plumas) es muy similar al de las hembras (sin mancha en el píleo ni pecho rosado) aunque mucho más oscuro y tienen la cabeza mucho más rojiza y la parte anterior del ala de color blanco. 




Las hembras, por su parte, tienen una coloración parduzca, ligeramente rojiza pareciéndose a las del ánade azulón pero de las que se puede diferenciar por el espejuelo verde oscuro, la llamativa franja alar blanca y sobre todo, por el pequeño pico grisáceo con el extremo negro y la sombra oscura alrededor del ojo. 




Los jóvenes son muy parecidos a las hembras pero con el plumaje más rojizo.




Se trata de una especie que se distribuye fundamentalmente en las áreas más septentrionales de Europa y Asia. Se reproduce en Islandia, norte de Inglaterra y Escocia (escaso), norte de Alemania y Escandinavia y hacia el Este por el norte y centro de Rusia. Es un pato migratorio de larga distancia que pasa el invierno muy al sur de su área reproductiva asentándose en esa época en las costas de Europa occidental, la cuenca del Mediterráneo, el sur de Asia y, en menor medida, el África subsahariana.




En España son invernantes habituales. Están presentes de octubre a marzo y se distribuyen principalmente por el litoral, Marismas del Guadalquivir, Albuferas Levantinas y Delta del Ebro así como en las costas cantábricas y las islas Baleares. También los podemos encontrar en lagunas y embalses ubicados en el interior en especial en las comunidades de Aragón, Extremadura y Castilla-La Mancha.




Es un ave muy gregaria que acostumbra a formar grandes bandadas, excepto en la época de cría. 




Suelen tener su hábitat en aguas saladas cerca de la costa salvo en la época de reproducción que eligen la proximidad de aguas dulces poco profundas y con poca vegetación. En invierno los podemos encontrar además de en las costas marítimas, en lagunas, estuarios, humedales, marismas y prados inundados estacionalmente.




Su dieta es principalmente herbívora (hierba, algas, raíces tubérculos), completándola con semillas, granos y muy ocasionalmente con insectos.



La época de reproducción se realiza en mayo. Las hembras construyen el nido en el suelo normalmente entre arbustos o helechos. Consiste en una depresión poco profunda forrado con hierbas y hojas y tapizada de plumón. La puesta se compone normalmente de 6-10 huevos que son de color cremoso que son incubados durante unos 25 días.



Las crías son nidífugas y a los las pocas horas de nacer abandonan el nido y, tras un periodo de 40-45 días, hacia finales de agosto aproximadamente, su desarrollo ya es completo.

4 comentarios:

  1. Me encanta este pato, una entrada muy chula José Ignacio. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Germán, me alegro que te guste.
    Saludos desde Asturias.

    ResponderEliminar
  3. Uno de los patos más bonitos sin duda con esa cara un tanto ingenua. bonitas fotos
    Un saludo
    Javi

    ResponderEliminar
  4. Gracias Javi, me alegro que te guste. Las fotos son sólo regulares.
    Saludos.

    ResponderEliminar