viernes, 7 de abril de 2017

La familia al completo. Negrón común. Melanitta nigra. Coríu Prietu.

Esta semana me di una vuelta por la Playa de San Lorenzo de Gijón para ver si se me lograba ver al Negrón común que al parecer llevaba unos días por el Rinconin, cerca del pedreru y del que había visto publicadas varias fotografías en distintos blogs.





La verdad es que es una especie de pato por el que tengo una gran simpatía y como prueba de ello son las frecuentes entradas que tanto del macho como de la hembra he realizado en mi blog en los últimos meses.





No se me dio del todo mal y pude realizarle varias fotos que ahora os presento y que, aunque a unas distancias considerables, no me quejo para nada pues al ser un espacio tan abierto y con tanta gente paseando cerca, lo raro es que se acerque a unas distancias que nos permita fotografiarlo de una manera más o menos decente.





Para mí siempre ha sido más fácil fotografiar a las hembras de esta especie, ya que acostumbran a visitarnos por estas latitudes con mucha más frecuencia que los machos. De ahí que no quise dejar de intentar fotografiar a este nuevo macho.





Fue precisamente el año pasado por estas fechas (Semana Santa) cuando tuve mi primer contacto con el macho de esta especie en la dársena de San Agustín de Avilés y a la que dedique una entrada en la que explicaba una curiosa relación de esta especie con el periodo de Cuaresma y que si tenéis interés de leer lo podéis hacer clickeando en este enlace





Aunque con cierta frecuencia se les puede ver durante los pasos migratorios en aguas del Cantábrico y el Atlántico, hay que tener en cuenta que el Negrón común es un pato de costumbres esencialmente marinas que no penetra casi nunca en el interior, a excepción de cuando hay temporal que algunos ejemplares se refugian en las bahías y estuarios. 





Habitualmente se les acostumbra a contemplar a algunos kilómetros de la costa, posados tranquilamente entre las olas y sumergiéndose con facilidad durante bastante tiempo ya que son unos excelentes buceadores. En el invierno se mantienen en la mar, pero no lejos de las costas a las que se acercan con preferencia de noche.





La verdad es que colaboró bastante el buen pato, acercándose bastante a la orilla y “posando" en casi todas las posturas posibles.





En fin, un completo reportaje de este macho que haciendo honor a su nombre, presenta un color totalmente negro y en el que lo más destacable de su anatomía es su pico de color negro en el que destaca un abultamiento a modo de joroba que, partiendo de la base de la mandíbula superior, llega hasta su zona media (culmen) y que es de un llamativo color amarillo-anaranjado.





Mientras le estaba realizando esta sesión fotográfica, me apercibí de que relativamente cerca de este macho había otra pareja de Negrón común en la se diferenciaba claramente a una hembra con su característico color pardo oscuro con el pecho y el vientre algo más claros y un inconfundible capirote pardo oscuro que abarca el píleo, el tercio superior de la cara que incluye al ojo dentro de él. El resto de la cara (mejillas) y la parte anterior y las zonas laterales del cuello son de color marrón claro (beige). 





El pico de las hembras carece del característico abultamiento del de los machos y es de color gris oscuro o negro con manchas amarillas alrededor de las fosas nasales, pero que son mucho más pequeñas que las de los machos.




Pero la sorpresa final vino a continuación cuando surgiendo entre las olas apareció acompañando a la hembra un joven macho de primer invierno del que apenas se separaba y a los que les pude realizar unas cuantas fotografías juntos.





En ellas se puede observar su transición desde un plumaje muy parecido al de las hembras, aunque con el vientre mucho más pálido, hacia el plumaje de adulto que adquieren en primavera y que va adquiriendo poco a poco un color más oscuro. Los jóvenes machos aunque tienen de color amarillo una zona de la parte superior del pico, carecen del característico abultamiento que si presentan los machos adultos en esa parte del pico.





Tuvo la deferencia de dedicarme unas bonitas posturas para que quedara buena constancia de su anatomía.





Una y otra vez, estaba empeñado en enseñarme sus partes ventrales, y yo encantado de que lo hiciera.





En fin un bonito ejemplar de macho joven que de alguna manera viene a completar a los tres representantes de esta preciosa especie.





Como es habitual, no quiero dejar de comentar que las amenazas más importantes que padece esta anátida giran en torno a la alteración de los hábitats de cría e invernada; además, resulta especialmente sensible a los vertidos de petróleo y a la escasez de alimento debida al marisqueo abusivo. El Negrón común está clasificado como de Preocupación Menor en la Lista Roja de la UICN.





1 comentario: