jueves, 8 de enero de 2015

Verde que te quiero verde. El Verderón serrano. Carduelis citrinella.Verderón de monte.

Durante estas pasadas navidades, repasando las especies que hasta ahora tengo recogidas me quedé con el objetivo de conseguir una especie que hasta ahora no había podido fotografiar y que me resultaba bastante motivante conseguir, me refiero al Verderón Serrano, Verderón de monte, Berizu o Montesín, como se le puede denominar en Asturias.




Se trata de una paseriforme de la familia fringílida de unos 12cm de envergadura que, dadas sus tonalidades de colores entre verdes y amarillentos, fácilmente se puede llegar a confundir si no nos fijamos con detalle, tanto con el Verdecillo, como con el Verderón común e incluso con el Lúgano, aunque si los observamos con detalle existen francas diferencias.




El Verderón Serrano es de menor tamaño que el Verderón común y éste es más cabezón y con el pico mucho más grueso. Además, el Verderón común, cuando vuela se le pueden apreciar amplias manchas amarillas en las alas y en la cola. 


Verderón común
Lúgano
Verdecillo
El Verderón serrano es más parecido al Verdecillo o al Lúgano. Este último tiene franjas alares muy claras y llamativas y los machos, a su vez, tienen el píleo de color negro. Por otra parte los Verdecillos tienen un plumaje mucho más moteado, sobre todo en el pecho y el vientre. Tan sólo los jóvenes del Verderón serrano se pueden confundir con los Verdecillos comunes.




En general, la primera impresión cuando te encuentras con esta especie es compararla con los similares de su especie que antes comenté, pero sabes que te encuentras con el Verderón serrano porque enseguida te das cuenta que tanto los machos como las hembras tienen la cabeza de color gris ceniza, mientras que las mejillas, el obispillo y las partes inferiores de su cuerpo tienen un color verde amarillento no moteado.




Los machos tienen la parte anterior de la cabeza, el mentón y la garganta de un color verde amarillento que se extiende al pecho, al centro del vientre y a las plumas infracobertoras de la cola.






La nuca y los lados del cuello como ya comenté antes son de color gris ceniza.






Las alas son de color marrón negruzco y cuentan con dos características bandas amarillentas. Estas bandas de color muy notorio y las partes inferiores no listadas de oscuro lo distinguen enseguida del Lúgano. 






Los flancos son verdosos teñidos de gris y la cola está muy escotada.  La espalda es verde olivácea y el obispillo amarillo verdoso.  






El pico es muy corto y puntiagudo de color hueso, más pálido en la mandíbula inferior. Las patas y pies son también parduzcos, lo mismo que los ojos.





Existe un ligero dimorfismo sexual en esta especie. Las principales diferencias entre sexos consisten en que las hembras tienen en general el color más apagado y manchado de pardo, sobre todo en la nuca y lados del cuello y su dorso es más rayado. El manto es diferente entre sexos; gris-pardo con estrías verticales en las hembras y gris-verdoso en los machos. Además los machos tienen más extensión de verde en las plumas cobertoras de las alas.






No me resultó nada fácil encontrarlos y poderlos fotografiar porque al parecer no es una especie con una distribución muy amplia en Europa, circunscribiéndose fundamentalmente a las montañas de la Europa occidental (Selva negra alemana, macizo central francés, Apeninos italianos, Tirol Austriaco y algunas regiones de los Alpes). 







En España son residentes habituales y se considera que nuestro país acoge la mayor parte de la población mundial de la especie pudiéndose encontrar en los principales núcleos montañosos como los Pirineos, Cordillera Cantábrica, Sistema Iberíco y Central, así como en las Sierras de Castellón, Sierra de Cazorla y Sierra Nevada.


Se ha demostrado a través de aves anilladas que desde Alemania y Francia en épocas invernales han migrado hasta la península y que las principales poblaciones que se encuentran en los Pirineos suelen descender de altitud y desplazarse hacia el Sistema Central. Aún así los desplazamientos de esta especie siguen siendo un misterio.





En España es una especie que vive en los bordes o claros boscosos (sobre todo pinares de pino negro y silvestre) de zonas montañosas entre los 1.000 y los 2.000 metros. En general habita en espacios de transición entre la parte alta del bosque propiamente dicho y los matorrales y prados alpinos que lo sustituye cuando las duras condiciones climáticas impiden la supervivencia arbórea.






El Verderón serrano es un pájaro muy sociable fuera de la época de la reproducción que es fácil de observar en pequeños bandos comiendo en el suelo y posándose en grupos bastante ruidosos muy a menudo en árboles. Su conducta recuerda a la del Jilguero Europeo, incluso cuando en la primavera las parejas se hallan dispersas.







El Verderón Serrano es un pájaro fundamentalmente arbóreo, aunque a veces come en el suelo donde se alimenta de semillas de coníferas que recoge directamente en los árboles. 






Como frecuentemente vive en bordes de bosques de montaña o cerca de campo abierto y praderas consume innumerables semillas, posándose acrobáticamente a veces en los tallos de las plantas gramíneas, pero también muy a menudo recogiéndolas del suelo donde es difícil de descubrir por su mimetismo con el medio pero sin embargo cuando lo descubres resulta muy poco asustadizo permitiéndote acercar a pocos metros de distancia mientras se dedica a picotear entre las ramas o la hierba.





El canto varía cuando va volando que emite un tintineo característico que delata su presencia "tin-tin, tit-tit-ri-tint" o cuando está posado que emite un canto similar al del canario "puiiii-piii-tuiiiii". Los machos inician su canto característico a finales del invierno, ya sea en pequeños grupos o acompañados por una hembra, recordando su canto al gorgojeo estridente y rápido de los Verdecillos y al variado canto de los Jilgueros.
En España cría una vez al año, entre los meses de abril y junio. La hembra construye el nido generalmente en árboles y a gran altura. El nido es pequeño y está formado por hierbas secas raíces y líquenes, forrado con plumón de cardo, raicillas y plumas. La puesta es de 3 a 5 huevos de color azul verdoso con manchitas y rayas; la incubación (sólo por la hembra) dura de 12 a 14 días. La alimentación de los pollos corre a cargo de la pareja, empezando a volar éstos a las dos o tres semanas y manteniéndose con al menos uno de los dos padres durante el verano. Al inicio del otoño, los grupos familiares se unen, formando bandos que pueden llegar a superar los 200 individuos. A ellos se unen Lúganos, Pinzones vulgares y reales, piquituertos, etc. En años de abundancia pueden criar varias veces.





Como ya comenté anteriormente, habitualmente se alimentan de semillas pero para la ceba de los pollos consume muchos insectos.







En el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas se considera como "De interés especial"

No hay comentarios:

Publicar un comentario