viernes, 13 de febrero de 2015

Un ave enigmática y esquiva. Rascón europeo. Rallus aquaticus. Gallineta ratonera.

Mi principal apreciación con respecto al Rascón europeo (Rallus aquaticus) es su carácter misterioso y tímido. Casi siempre está oculto entre la vegetación palustre, lo que hace que sea muy difícil de observar y lógicamente, de fotografiar. 



Eso si, aunque no le veas, se hace notar fácilmente por su potente canto (por llamarlo de alguna manera, porque más bien parece un grito o graznido) por lo que una vez más, podemos afirmar que es un ave que es más fácil de oír que de ver. 





Habitualmente se le ve en solitario y rara vez pueden aparecer por parejas. Al escuchar su típico chillido reiterante escondido entre la vegetación palustre no sabes si se trata de un solo rascón o de varios. Es más fácil escucharle al atardecer o ya de noche cerrada. 






Efectivamente, su actividad es sobre todo nocturna o al atardecer, permaneciendo escondido entre la vegetación la mayor parte del día, saliendo sólo de forma ocasional fuera de la cobertura vegetal poniéndose a descubierto para comer al sol o desplazarse por aguas abiertas y superficiales en busca de alimento. Con todo y con eso, resulta algo más fácil de observar que sus cercanas parientes las polluelas a las que gana en tamaño.



El Rascón europeo es un ave típica de charcas, marismas y pantanos con junqueras, carrizales, espadañas o riberas con vegetación acuática y orillas de lagunas y humedales tanto con aguas dulces como salobres, estancadas y poco profundas. 



Se desplaza ágilmente de una mata a otra entre la espesa vegetación con una facilidad pasmosa, con su largo y rojo pico apuntando al suelo. Es suficientemente pequeño y delgado para moverse sin delatarse por la vegetación andando a largos pasos. Mientras anda a veces yergue su cola, mostrando las plumas blancas de debajo. 



Si se le descubre, corre a esconderse entre las plantas acuáticas, llevando la cabeza baja y entrando por entre las cañas "como Pedro por su casa".



En otras ocasiones huye iniciando un vuelo característico como con dificultad que dura unos pocos segundos, aleteando rápida y desordenadamente y con las patas colgantes, para dejarse caer a los pocos metros, para continuar corriendo por el suelo.



A la vista de ese vuelo tan torpe y corto, cabe preguntarse cómo es posible que con un vuelo tan débil sea capaz de recorrer tan largas distancias en migración.



Si tiene que atravesar una zona de aguas superficiales y despejadas, nada fácilmente y con cierta rapidez, moviéndose a un lado y a otro como si fuera una embarcación sin timón. 



Pertenecientes a la familia Rallidae y al género Rallus, curiosamente se les agrupa en el mismo Orden (Gruiformes) que otras aves de mucho mayor tamaño como son las grullas o las avutardas. 



Podríamos señalar dos características comunes de todos los miembros de esta familia Rallidae: una es que muestran un canto fuerte y áspero como el del rascón, el calamón o las polluelas que se escucha claramente a distancia y la otra, sus hábitos enigmáticos a escondidas moviéndose entre la espesa vegetación de carrizos, juncos y cañas siendo muy reacios a volar. Hay sin embargo excepciones, como el Guión de codornices (Crex crex), que se reproduce en tierras de labranza.



Es el rálido más abundante y por su aspecto físico puede ser confundido con otros miembros de esa familia que solo encontramos en paso migratorio como la Polluela pintoja (Porzana porzana), la Polluela bastarda (Porzana parva), la Polluela chica (Porzana pusilla) o incluso con el antes mencionado Guión de codornices. El rascón se diferencia de aquellas fundamentalmente por tener un tamaño más voluminoso así como por la posesión de un largo pico de color rojo intenso.



Miden de 22 a 29 cm de longitud. La envergadura puede alcanzar los 45 cm y su peso puede alcanzar los 190 gr. Sus partes dorsales son de color pardo oliváceo con rayas negras en las alas. La cara, garganta, pecho y parte del vientre son de color gris pizarra oscuro. El píleo es de color pardo con un fino rayado negro y tiene una pequeña brida oscura que va desde el ojo hasta el pico.



Los ojos son pequeños y son de color rojo intenso con una gran pupila negra. El pico largo y ligeramente curvado hacia abajo es de color rojo salvo por la parte superior y el extremo que son negruzcos.



La cola es corta de color pardo por arriba y blanca por debajo (infracobertoras caudales). Los flancos son de color negro con un barrado vertical blanco. Las patas son medianamente largas y de color pardo rosáceo o verdoso. Los dedos son también largos. Tienen el cuerpo comprimido lateralmente como todos los rálidos lo que le facilita su movimiento entre los cañaverales o carrizos donde pueden correr a una velocidad sorprendente.



No existe un claro dimorfismo sexual, aunque las hembras son de tamaño algo menor, con colores más apagados y con el pico más corto.



Los jóvenes tienen el pecho de color pardo, la garganta blanca, el pico muy poco rojizo y en la parte inferior tienen abundantes puntos y barras.



El Rascón europeo está presente en Europa, Asia y África y se reconocen cuatro subespecies. En España son sedentarios y en el invierno se les suman ejemplares procedentes del centro y norte Europa. En Asturias es una especie más bien escas y nidifica la subespecie nominal.



Las poblaciones de los países meridionales y occidentales de su área de distribución son fundamentalmente sedentarias, en tanto que las del norte y el este de Europa efectúan desplazamientos que las llevan sobre todo a las islas Británicas, los países mediterráneos, entre los que se incluye la Península Ibérica y algunas regiones del norte de África.



La migración es nocturna y empieza en agosto pero puede continuar hasta fines de otoño. La migración de primavera comienza a fines de marzo o principios de abril.



Su alimentación es omnívora principalmente a base de materia animal, sobre todo de invertebrados tales como insectos y sus larvas, caracoles, arañas, camarones, cangrejos, pequeños peces y lombrices a los que se añaden ocasionalmente pequeños vertebrados como aves pequeñas, sus crías y huevos, ranas y pequeños mamíferos como ratones. En otoño e invierno complementan su alimentación con semillas, bayas, frutos y brotes de plantas acuáticas. 



Su canto principal consiste en una gran variedad de sonidos, gruñidos y chillidos estridentes que acaban convirtiéndose en una especie de "guip-guip-guip" repetitivo que terminan en un chillido similar al del cerdo. uele oírse de noche. Se utiliza como una llamada territorial de alarma y aviso.

El Rascón macho de emite un canto característico para cortejar a la hembra persiguiéndola con el cuello estirado, el pico abierto y la cola levantada para mostrar las infracobertoras blanquecinas. En ese cortejo es frecuente ver como el macho alimenta a la hembra que a su vez baila alrededor del macho frotando su pico.



La pareja de Rascón europeo construye el nido conjuntamente entre los carrizos o densa vegetación palustre y en lugares secos cerca del agua que son muy difíciles de descubrir. Con forma de cuenco y realizado a base de material vegetal seco circundante (cañas, juncos, raíces, etc.) lo sitúan a cierta altura del suelo de manera que así se evita cualquier posible inundación por subida del nivel del agua de la marisma o pantano. 



La puesta se realiza en Abril-Julio y se compone de 6-11 huevos (normalmente 8-10) de color ocre con un punteado pardo rojizo o gris oscuro.



La incubación es llevada a cabo por ambos progenitores durante aproximadamente 20 días. Los polluelos son cebados por ambos padres y dejan el nido en aproximadamente 5 días después de salir del huevo, aprenden a buscar comida por sí mismos y aprenden a volar en un periodo que va de los 42 a los 49 días.



Durante el periodo reproductor, los rascones europeos se muestran bastante territoriales y defienden agresivamente tanto el nido como a sus pollos, no solo frente al ataque de depredadores, sino ante la presencia de individuos de su propia especie.



La degradación y desaparición de las zonas húmedas sin figuras de protección legal, constituye un serio problema para su conservación. Las canalizaciones y drenajes de sus hábitats naturales han contribuido de forma notable en muchos casos a la disminución e incluso extinción de determinadas poblaciones locales.



En el Libro Rojo de las Aves de España (2004) está catalogado como "No Evaluado".


2 comentarios:

  1. No he conseguido nunca hacerle una foto decente. Gran trabajo José Ignacio, saludos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen reportaje de esta especie tan esquíva,enhorabuena!.

    ResponderEliminar